How COVID sped up Multicloud

Cómo el COVID-19 ha acelerado la adopción multi-cloud y qué significa para las empresas

Las empresas buscan integrar estrategias de nube múltiple al curso normal de las operaciones.

Comencemos por el principio: ¿Por qué las empresas se trasladan a la nube o a un modelo de nube múltiple? La mayoría de ellas lo hace para acceder a una infraestructura flexible, escalable y segura sin cargas operativas.

Pero este traslado implica un gran compromiso. Y no es sencillo. Se deben tener en cuenta aspectos sobre el diseño, la migración y la implementación, que se suman a las necesidades posteriores a la migración para la administración, el support y la optimización permanentes. Por todas estas razones, muchas empresas quedaron atascadas en sus centros de datos antes de la pandemia.

En los primeros días de la pandemia, las empresas descubrieron rápidamente que el mejor camino para adaptarse a las nuevas formas de trabajar, aprender, comprar y operar estaban fuera de sus propios centros de datos. Y a medida que la nube continúa demostrando su capacidad de operar bajo presión, las encuestas recientes indican que las empresas la consideran como algo más que un medio para sobrellevar una crisis.

De acuerdo con la encuesta State of the Cloud de Flexera, más de la mitad de las organizaciones incluidas en este informe esperan aumentar de forma significativa su uso de la nube debido a los éxitos alcanzados durante la crisis de COVID-19. Pero para obtener todos los beneficios, es necesario hacer algo más que solo trasladar las cargas de trabajo. Se trata de situar las cargas de trabajo adecuadas en el ambiente correcto para alcanzar un rendimiento y una eficiencia óptimos.

Para las empresas que han estado a la expectativa de lo que pueda ocurrir, este es el momento de actuar. Si mantienen el estado actual, dejarán pasar una gran oportunidad de transformación. Sin embargo, un traslado desordenado para abordar las preocupaciones inmediatas podría tener consecuencias negativas a largo plazo. Se deben tener en cuenta los procesos que involucra este cambio.

Sea selectivo y tenga un propósito

Aunque el objetivo es hacer el traslado con rapidez, las empresas deben ser selectivas y tener un propósito en cuanto a cómo y dónde ubican los recursos. No todas las aplicaciones o cargas de trabajo son iguales. Algunas son estáticas, y una nube privada podría ser la mejor opción para ellas. Otras, debido a las necesidades fluctuantes de escalado o procesamiento, deben alojarse en una nube pública. Llevar a cabo estas evaluaciones y tomar estas decisiones es el primer paso para una transición exitosa.

En el caso de las empresas que se trasladaron precipitadamente a la nube para organizar las necesidades relacionadas con la pandemia, el siguiente paso fundamental es reevaluar las cargas de trabajo para verificar que desplieguen todas sus capacidades en su ambiente actual. Si hace unos meses trasladó con urgencia varias de sus aplicaciones y datos a una nube privada, es posible que, a medida que las cosas se normalicen, descubra que algunos de esos recursos funcionan mejor en una nube pública o en un ambiente de nube múltiple.

De acuerdo con el informe de Flexera, en la actualidad, hay una cantidad importante de organizaciones que utilizan cuatro o más nubes. Por este motivo, anticipo que se observará un aumento en la adopción de productos SaaS, como aplicaciones de productividad basadas en la nube, para brindar support al trabajo remoto y la educación en el hogar. Este entramado de nubes múltiples evolucionará hasta convertirse en la solución final ideal. A medida que aumenta la presión competitiva y persiste la incertidumbre, la nube múltiple ofrece a las empresas la ventaja de utilizar siempre la nube adecuada para la carga de trabajo adecuada.

Existe otra situación que observamos que sucede con bastante frecuencia durante la pandemia. Durante las restricciones de la cuarentena y las órdenes de refugio en el lugar, muchas empresas con centros de datos o aplicaciones ERP heredadas se enfrentaron a desafíos relacionados con el acceso, mientras luchaban por conseguir que los empleados en las instalaciones administraran estos sistemas. Este problema, sumado a la dificultad histórica que acarrean los arduos requisitos de administración, ha ayudado a muchas empresas a apreciar el valor a largo plazo de la capacidad de la nube a la hora de brindar support a la continuidad comercial.

Estas experiencias relacionadas con la pandemia instarán aún más a las empresas para que aceleren las iniciativas en la nube. A medida que intentan apresurar la transición a la nube, veo desafíos que surgen de las deficiencias en la experiencia, tanto en lo que respecta a la falta de personal capacitado como a la escasez de recursos.

  • Falta de personal capacitado: Las organizaciones dentro de las industrias que históricamente no están tan avanzadas en lo que respecta a la nube o que tienen requisitos estrictos en cuanto a la seguridad o el control suelen enfrentarse a la falta de experiencia interna que se necesita para migrar, administrar y operar en ambientes de nube múltiple a nivel empresarial. Intentar volver a capacitar o reclutar rápidamente al personal para solucionar esas deficiencias puede retrasar un proyecto o introducir errores relacionados con la falta de experiencia.
  • Escasez de recursos: Es posible que las empresas que cuentan con el personal con las habilidades adecuadas carezcan de la potencia necesaria para ejecutar las actividades de control, seguridad y optimización que implica la migración y que se necesitan para alcanzar el éxito en el plazo deseado. Ante una crisis, las organizaciones pueden tener aplicaciones críticas que deben estar listas para la nube, pero carecen de los recursos necesarios para escalarlas con rapidez.

Durante la crisis de COVID-19, estas deficiencias se hicieron dolorosamente obvias. No hay una forma sencilla de reestructurar una aplicación. Pero con la presión de acelerar los tiempos, los líderes presionan a los equipos para que reaccionen más rápido ante las condiciones comerciales volátiles. Los ambientes de nubes múltiples ofrecen a las organizaciones una amplia variedad de opciones y la flexibilidad necesaria para adaptarse con rapidez cuando sea necesario.

Trazar el camino correcto hacia la nube cuando el tiempo apremia

Con el fin de avanzar de manera rápida y eficiente, traslade a la nube la excelencia operativa, la diligencia debida y las metodologías de control aplicadas a los centros de datos. Permita que sus necesidades de compliance, seguridad y rendimiento de la carga de trabajo guíen sus elecciones. Para la mayoría de las organizaciones, eso podría significar una solución de nube múltiple. Aunque se podría pensar que una nube única podría ser más fácil de administrar, la pregunta es: ¿puede impulsar los resultados que necesita? ¿Incluye otros riesgos inherentes, como la seguridad, los costos excesivos y las limitaciones en cuanto al rendimiento?

Al equilibrar las soluciones de la nube, podrá adaptar las cargas de trabajo individuales de forma adecuada, en lugar de intentar que todo se ajuste a una sola plataforma que no puede satisfacer todas las cargas de trabajo por igual. Añadir nubes así porque sí dejará a muchas empresas con atrasos técnicos y soluciones inadecuadas mucho tiempo después de que la crisis de COVID-19 haya terminado. Pero aquellas empresas que actúan con inteligencia en tiempos caóticos, probablemente, se encontrarán más capacitadas para concentrarse en ofrecer experiencias excepcionales a los clientes y para adaptarse con rapidez cuando se enfrenten a una crisis.

 

 

Join the Conversation: Find Solve on Twitter and LinkedIn, or follow along via RSS.

Stay on top of what's next in technology

Learn about tech trends, innovations and how technologists are working today.

Subscribe

The Impact of COVID-19 on Cloud Adoption Post Crisis

La nube más allá del COVID-19: la adopción de la nube fortalecerá a las empresas

About the Authors

Matt Stoyka, Chief Solutions Officer

Chief Solutions Officer

Matt Stoyka

As Rackspace's Chief Solutions Officer, Matt Stoyka leads the company's portfolio of solutions and services. This integrated suite of offerings enables Rackspace to adapt to our customer's evolving needs and provide Fanatical Experience™. Matt is also responsible for strategic partner and alliance relationships and customer relationships across Rackspace’s parent company portfolio. Matt joined Rackspace in 2018 as part of the company’s acquisition of RelationEdge. As RelationEdge’s founder and CEO, Matt led the company’s strategic direction and focus as it achieved success as a Platinum Salesforce.com consulting company specializing in business process engineering and optimization. Prior to RelationEdge, Matt was the Chief Revenue Officer and Business Architect at a business strategy and technology consulting firm focused on the Salesforce.com platform. Matt also held executive leadership roles in sales, professional services and technical operations with Centerbeam and its predecessor firm which he sold to Centerbeam in 2008. He also led global manufacturing projects across Europe and North America for Valiant with a specialty in robotics, automation and process manufacturing. Matt earned his bachelor’s degree in Manufacturing Systems Engineering from Kettering University (formerly General Motors Institute) and his master’s degree in International Business from the University of San Diego. He is a board member of Big Brothers Big Sisters of San Diego County.

Read more about Matt Stoyka