Article (tiempo de lectura: 3 minuto)

La COVID-19 somete a los servicios en la nube a una prueba de esfuerzo

El virus de la COVID-19 obligó a millones de personas a trabajar desde el hogar y puso a prueba a los proveedores de servicios en la nube.

Paul Krill/InfoWorld

Nota del editor

Muchas empresas han dudado en la migración de, al menos, ciertas aplicaciones (en general, las heredadas) a la nube, y, entre los obstáculos para hacerlo, mencionaron los costos, la seguridad y el nivel de recursos necesarios. Pero, como recordamos hace poco tiempo, los desastres a gran escala tienen la capacidad de enfocar la atención de la sociedad rápidamente en las funciones más esenciales. Además, esa atención se traslada a todas las empresas.

La realidad es que, durante años, los grandes proveedores de servicios en la nube han superado de forma radical el mercado más diversificado en las economías de escala para el hardware y el software de infraestructura. A medida que el entorno económico inminente obliga a las empresas a priorizar sus funciones más críticas, trasladar las cargas de trabajo a la nube es un próximo paso lógico. Es casi imposible estar preparado para manejar las fallas de hardware y servicio tan bien como lo hacen los proveedores de servicios en la nube más importantes.

Si la economía mundial sigue contrayéndose, cabría esperar que las empresas aceleren las migraciones de sus centros de datos internos para que puedan volver a trasladar la atención interna a sus diferenciadores competitivos fundamentales.

-Larry Hau

 

Debido al virus de la COVID-19, millones de personas ingresaron a la categoría de "trabajar desde el hogar", lo que puso a prueba a los proveedores de servicios en la nube. Como respuesta a esto, según lo indica una investigación de Forrester, los líderes mundiales de los servicios en la nube están realizando una prueba de esfuerzo de su infraestructura y activando procedimientos de prueba de resistencia específicos para la pandemia.

[ ¿Puede ahorrar dinero gracias a la nube? Estas empresas dicen que sí ]

Forrester y la empresa de investigación GlobalData han publicado evaluaciones del impacto de la crisis en los servicios en la nube. Forrester observó los siguientes esfuerzos en su informe del 12 de marzo:

  • Amazon Web Services ha incluido una respuesta a la pandemia en su planificación de resistencia y, periódicamente, escala para manejar los picos en la demanda, al igual que sucede durante el Black Friday. Se han incorporado políticas y procedimientos de respuesta ante la pandemia en la planificación de recuperación ante desastres. Se han tomado medidas para garantizar una amplia capacidad y la continuidad del servicio.
  • Google Cloud ha formado un grupo de trabajo interno para planificar y mitigar los impactos comerciales que son consecuencia de la COVID-19. La empresa manifestó que confía en que sus sistemas pueden continuar respaldando a los clientes durante esta época.
  • Microsoft Azure observó un incremento del 500 por ciento en reuniones, llamadas y conferencias en su plataforma de colaboración remota Teams desde el 31 de enero. En el mismo período, ha visto un incremento del 200 por ciento en el uso de Teams en los dispositivos móviles. La empresa mantiene la disponibilidad del servicio en la nube al ejecutar múltiples instancias en ubicaciones geográficamente dispersas.

Forrester aconseja a los usuarios que no se preocupen por la capacidad de la nube, dadas las construcciones masivas de la nube que tuvieron lugar en la década anterior. Si bien no está claro el impacto a largo plazo de cómo la gente trabajará en el futuro, la pandemia ofrece un estudio de caso poderoso y una primera mirada a la promesa del cómputo en la nube.

GlobalData ve que la COVID-19 estimula la demanda no solo del cómputo en la nube, sino también de otras soluciones de TI, como la informática periférica. Si bien los proveedores de tecnología en la nube como Amazon, Google, Microsoft y Verizon pueden beneficiarse con la COVID-19 en un período de 12 meses, los proveedores de IaaS (infraestructura como un servicio) de segundo y tercer nivel con bases de clientes menos confiables podrían verse perjudicados, al igual que los proveedores de infraestructura y servicio en la nube cuyos negocios dependen de las industrias vulnerables golpeadas por las consecuencias económicas.

[ También en InfoWorld: Nubes pequeñas se enfrentan a AWS, Microsoft Azure y Google Cloud ]

"A medida que las empresas cierran sus operaciones físicas y, donde pueden, hacen la transición a una fuerza laboral remota, queda clara la importancia de la nube para la continuidad de las operaciones", expresó GlobalData. "Toda organización que se haya resistido de forma activa a la digitalización ahora se enfrenta a la dura realidad. Esto pone a los proveedores de servicios en la nube en una posición fuerte".

Paul Krill, de InfoWorld, redactó este artículo y fue legalmente autorizado mediante la red de editores NewsCred. Dirija todas las preguntas sobre el otorgamiento de autorizaciones a legal@newscred.com.

Join the Conversation: Find Solve on Twitter and LinkedIn, or follow along via RSS.