Predicciones de la nube para 2020: Tolga Tarhan, vicepresidente y director general de servicios AWS de Rackspace

By tolgatarhan -

2020 Cloud Predictions: Tolga Tarhan, Rackspace SVP, GM AWS Services

En pocas palabras, no hay forma de detener la nube en 2020. Las barreras de la nube se reducirán y los casos de usos complejos para la nube se ampliarán. La nube seguirá creciendo a medida que la tecnología cree cada vez más casos de uso que demanden el escalamiento, la capacidad de procesamiento y la flexibilidad que solo la nube puede proporcionar. Ya sea que tenga experiencia en la nube o solo tenga curiosidad, estas son las mayores tendencias en la nube que hay que vigilar en 2020:

PREDICCIÓN 1: Nube híbrida 2.0: El resurgimiento

Uno de los resultados más interesantes de AWS re:Invent 2019 es que Amazon finalmente está adoptando la nube híbrida. Hubo un tiempo en que las palabras nube híbrida eran prácticamente inexistente en sus comunicaciones. En 2020, pronostico el resurgimiento de estas palabras y una nueva estrategia en torno a ellas. Durante los primeros días del cómputo en la nube, muchas empresas probaron sin éxito la nube híbrida y luego apostaron por la nube pública, evitando, así, la necesidad de enfrentar los desafíos tecnológicos de la nube híbrida. Sin embargo, muchas de las cargas de trabajo restantes demandaban un enfoque híbrido, donde era constante la necesidad de tener plataformas de administración y modelos de programación, pero con la flexibilidad de implementarse tanto en las instalaciones como en una infraestructura de nube. Aunque muchas herramientas han tratado de llenar este vacío, todas se quedaron cortas.

El lanzamiento de AWS Outposts aborda de frente los desafíos de la migración y la administración. Lo que hay de especial acerca de AWS Outposts es que separa la migración en dos actividades distintas. Anteriormente, usted hubiera tenido que adoptar una nueva manera de crear, lanzar, monitorear y administrar una infraestructura. Luego, también hubiera tenido que subcontratar su infraestructura, todo de una sola vez. Con una herramienta como AWS Outposts, puede hacerlo en dos momentos distintos. Puede quedarse en las instalaciones mientras se acostumbra a los nuevos modelos de programación y administración, y después cambiar la infraestructura cuando esté listo. AWS Outposts marcará la diferencia en organizaciones que ya están preparadas para tener una mentalidad de nube, pero no pueden justificar el cierre de los centros de datos existentes o tener hardware que no ha llegado al final de su ciclo de vida.Conclusión: Vuelva a considerar y revisar su estrategia de la nube híbrida.

PREDICCIÓN 2: Kubernetes gana

Para organizaciones que tienen que ejecutar cargas de trabajo en nubes híbridas o múltiples, los contenedores reducirán la complejidad. Los contenedores se convertirán en un habilitador principal para la adopción de la nube al brindar una forma independiente de la plataforma para empaquetar y administrar aplicaciones. Y la pregunta ya no es si hay que hacerlo, sino cómo hacerlo. Pero la verdadera historia aquí es Kubernetes, el planificador de contenedores elegido por más de la mitad de las empresas grandes.

La clave del éxito de Kubernetes es sencilla: la estandarización. Kubernetes es como cualquier otro contenedor en cuanto a que alberga la aplicación, pero, a diferencia de un contenedor independiente, también define todos los requerimientos de infraestructura para la aplicación, incluidas las redes, el escalamiento y el balanceo de cargas. Con Kubernetes, todo se hace de una manera estándar, y esas definiciones son relativamente trasladables entre los hiperescaladores.Y conforme Kubernetes crece, también lo hace el mercado para herramientas que le den soporte. Ahora Kubernetes es la tecnología estándar para implementar infraestructura para soportar cargas de trabajo basadas en contenedores. No tiene una competencia seria. La batalla será en el mercado de herramientas de Kubernetes para la implementación, automatización, seguridad, auditorías y otros softwares complementarios.Conclusión: Kubernetes es la mejor ruta para la migración de aplicaciones.

PREDICCIÓN 3: El aprendizaje automático es oro; el resto son objetos brillantes

Se especula mucho acerca del potencial de AI/ML I, AR, VR, XR, la cadena de bloques y la computación cuántica. A lo único que hay que prestar atención es a la AI/ML. Los lanzamientos recientes de Amazon SageMaker de AWS, Cloud AI de Google y Machine Learning Studio de Microsoft demuestran que la industria se está preparando para obtener beneficios inesperados en cuanto al aprendizaje automático.Las cargas de trabajo del aprendizaje automático acapararán toda la atención de los hiperescaladores. Dondequiera que los clientes decidan ejecutar sus cargas de trabajo de AI/ML es donde irán sus datos, y donde quiera que vayan sus datos es donde irán sus recursos informáticos. La manera en que los hiperescaladores conquistarán la nube es ganando las cargas de trabajo de ML. Y eso es un desafío. Por ejemplo, AWS ya está apuntando a la pila completa con servicios como Amazon LexAmazon Polly, Amazon Comprehend y Amazon Rekognition que brindan modelos prefabricados listos para ser usados, así como servicios avanzados, tales como SageMaker que permiten y aceleran el desarrollo de modelos de alta calidad.¿Y los objetos brillantes? Las tecnologías emergentes como AR, VR, XR, la computación cuántica y la cadena de bloques no estarán a la altura de las expectativas en 2020. Nadie invertirá mucho en dichas tecnologías este año; simplemente, el mercado aún no está listo y tampoco las tecnologías. A pesar de las expectativas, ninguna de ellas está en una posición en la que puedan ser razonablemente monetizadas por la industria. Son divertidas y sirven para hacer grandes experimentos científicos, y todos quieren participar porque es emocionante, pero, si hablamos seriamente acerca de lo que una empresa o una organización del mercado medio va a producir, no son estas tecnologías.Conclusión: no pierda de vista la pelota del aprendizaje automático.

PREDICCIÓN 4: 5G impulsa al IoT

Estamos acostumbrados a ver que todo está conectado en nuestra vida diaria. Pero la IoT no es solo para los consumidores; es una tendencia aún más grande para usos industriales y comerciales. Sí, esto es historia antigua. Lo nuevo aquí es la 5G. En conjunto con la IoT, la proliferación de la 5G en 2020 marcará el comienzo de una conectividad prácticamente ubicua.

¿Qué significa esto para la nube? Prácticamente, todos los productos de la IoT se crearán en la nube. La IoT se presta muy bien para la nube dada la escala de almacenamiento, la transferencia de datos y los requisitos de cómputo. Si empieza a multiplicar la cantidad de dispositivos implementados, los puntos de datos que detectan y la frecuencia con que se hace el muestreo de esos puntos de datos, muy pronto estará abrumado por el volumen de datos. Y esto no va a ningún lado. Las empresas no depuran los datos de la IoT porque la idea principal es acumular grandes cantidades de datos y analizarlos, y, cuantos más datos tenga, podrá proporcionar perspectivas más precisas y predecir tendencias. Esa necesidad de espacio casi imposible de satisfacer en las instalaciones convierte a la nube en el camino ideal tanto para almacenar como para analizar las montañas de datos que liberan los dispositivos de la IoT.No solo tendremos sensores en todos lados, sino que con la 5G también podremos leer y procesar esos datos generados por la IoT más rápido que nunca. El mercado ya se está alineando para ayudar a las empresas a navegar en el mundo de la 5G. Por ejemplo, a través de asociaciones directas con empresas líderes en telecomunicaciones, AWS Wavelength está colocando los servicios de cómputo y almacenamiento de AWS en la innovación de las redes 5G de los proveedores de telecomunicaciones para reducir los tiempos de espera. La latencia baja hace que puedan crearse aplicaciones en dispositivos de baja potencia y que se descargue todo el procesamiento en la nube con tiempos de respuesta inferiores a los milisegundos.Vamos a ver que esos dos aspectos, el crecimiento de la IoT y la disponibilidad generalizada de la 5G, se unen en 2020 para permitir la existencia de dispositivos conectados que antes no eran viables económicamente ni, incluso, posibles.Conclusión: La 5G desencadena la innovación de la IoT.

PREDICCIÓN 5: La evolución de los administradores de sistemas

Recientemente, escuché a alguien decir que sería más fácil adoptar la nube si fuera una interfaz de administración estándar tipo Windows. Pero, en realidad, eso interfiere con el propósito de la nube. Los administradores de sistemas no están sentados esperando a un panel de instrumentos para administrar la nube. De hecho, se están alejando de la típica GUI (interfaz gráfica de usuario) de "mover el cursor y hacer clic" para tener un enfoque en DevOps. Lo que empezá a ver es cómo los administradores de sistemas tradicionales y los administradores de redes evolucionan más hacia funciones de ingeniería. Estarán más cómodos escribiendo infraestructuras como códigos, control de fuentes, entrega continua y automatización. El mercado no está buscando otra capa de abstracción en la nube; en realidad, prefiere adoptar la nube de manera nativa.

La adopción de la nube nativa también cambia el escenario para la plantilla de personal. El talento de TI que normalmente se enfocaba en un aspecto de la cadena de entrega comenzará a buscar una perspectiva holística de todo el ambiente técnico. Una vez que vean los beneficios de la eficacia y de la productividad, las empresas empezarán a reequiparse y a volver a la capacitación para cultivar metodologías de DevOps o SRE. Podrá ver a profesionales de TI adoptar una mentalidad más de ingeniería con respecto a la administración de infraestructura y de aplicaciones para llevar al siguiente nivel los resultados y sus carreras profesionales.

Conclusión: Los ingenieros de DevOps canibalizarán a los administradores de sistemas tradicionales.