¿Su transformación digital está lista para fallar? Cuatro señales de advertencia que debe tener en cuenta

By RackBlogger -

Según McKinsey, el 70 % de los programas de cambio complejos y a gran escala no siempre alcanzan sus objetivos. Dado el tiempo, la energía y el dinero que las empresas gastan en grandes programas de transformación, el hecho de que la mayoría de ellos fracase es desalentador, por decir algo.

Sin embargo, hay algunas lecciones poderosas que aprender aquí. ¿Cómo podemos estudiar las fallas de transformación digital y terminar sabiendo lo que no se debe hacer? ¿Cómo puede su empresa asegurarse de que se encuentra entre el 30 % de aquellas donde la transformación digital tiene éxito?

RelationEdge se especializa en ayudar a las empresas a navegar a través de las grandes transformaciones comerciales, y hemos aprendido bastante acerca de lo que se necesita para tener un proyecto exitoso. Hemos identificado algunas señales reveladoras que puede observar en el proceso para asegurarse de que no se ha desviado:

1. Su equipo de liderazgo no cree que la transformación sea crucial

Probablemente haya escuchado que cualquier iniciativa de gestión de cambio, especialmente una tan compleja como una transformación digital, requiere un defensor en el equipo ejecutivo. También se observa comúnmente que el director ejecutivo tiene que apoyar completamente el esfuerzo para que funcione.

Si bien eso es cierto, tampoco esas cosas son suficientes por sí mismas. John Kotter, quien escribió el libro sobre gestión de cambio, señala que para que se produzca un cambio real, aproximadamente el 75 % de los administrativos de una empresa deben estar "sinceramente convencidos de que hacer las cosas como siempre es totalmente inaceptable".

Si sus directivos muestran signos tibios de apoyo o incluso indiferencia en lo que respecta a la transformación digital, esa es una señal importante de que puede haber problemas en el futuro. Indica que muchas personas en la empresa no entienden o no creen que la transformación digital es fundamental para el éxito continuado de la compañía, y si no creen eso, no se sentirán motivados a cambiar sus comportamientos.

2. Aunque han pasado meses, la visión no es clara

Si su equipo de transformación digital ha estado trabajando arduamente durante meses, pero el director ejecutivo de su empresa o sus empleados operativos siguen sin poder explicar de manera concisa la visión detrás de la transformación; hay una desconexión.

Puede ser que el equipo de transformación digital no haya desarrollado una visión convincente o que no la haya comunicado adecuadamente . De cualquier manera, esto debe abordarse rápidamente.

Sin una visión clara y convincente, los empleados no entenderán el porqué de la transformación digital. El esfuerzo de transformación puede desviarse con una lista de iniciativas confusas que lleven a su empresa en la dirección equivocada. Es posible que los departamentos individuales no entiendan cómo se relacionan los cambios que se les pide que hagan con lo que sucede en otros departamentos o en la empresa como un todo.

Como regla general, si la visión no puede describirse en cinco minutos o menos y si los empleados que escuchan la visión no reaccionan de manera que demuestren que la entienden y están interesados en ella, la visión debe perfeccionarse y comunicarse mejor.

3. No ha habido victorias a corto plazo

No es poca cosa pedirles a los empleados que acepten una transformación digital. Deben renunciar a los procesos de trabajo cómodos a los que ya se han acostumbrado para dar lugar a nuevas formas que, a menudo, requieren más tiempo y cuyos resultados son inciertos.

Por eso es crucial para su personal ver victorias a corto plazo. No es razonable pedirles a los empleados que pasen un año sin ver ningún triunfo que valga la pena celebrar. Necesitan evidencia de que el viaje que emprendieron los llevará a algún lugar valioso.

Sin victorias a corto plazo, su empresa corre el riesgo de convertir el entusiasmo en indiferencia. Los empleados pueden darse por vencidos y resistirse al cambio.  

4. Su empresa no tiene objetivos claros

Incluso si su transformación digital tiene una visión clara y objetivos de alto nivel, necesita que estos se desglosen en iniciativas específicas y bien definidas. Según McKinsey, casi las tres cuartas partes de las empresas que tuvieron mucho éxito en el cumplimiento de sus objetivos de transformación habían desglosado su proceso de cambio en este tipo de iniciativas claramente definidas y más pequeñas.

Es fácil (y divertido) soñar en grande, pero con una transformación digital, primero hay que comenzar con algo pequeño. Deben definirse hitos claros e inequívocos a los que hay que dar seguimiento. De lo contrario, su transformación digital corre el riesgo de ser un castillo en el aire que nunca se concrete.

La transformación digital nunca es fácil y es natural toparse con obstáculos en el camino. Saber qué buscar puede ayudarlo a reconocer los signos de que su transformación está fuera de curso y a hacer los ajustes necesarios.

Asociarse con un experto en transformación digital como RelationEdge es una forma de garantizar que esté preparado para el éxito. Tomaremos un inventario exhaustivo de los procesos de su empresa, averiguaremos a dónde quiere ir y desarrollaremos una hoja de ruta para llevarlo de su estado presente al futuro. Contáctenos hoy para que conversemos.