Article (tiempo de lectura: 6 minuto)

Edge Computing: qué es y qué no es

Es momento de volver a empezar y ofrecer un poco de la tan esperada claridad a la discusión sobre edge computing.

Ed Randall / Rackspace Technology

Pídales a 10 personas distintas que definan qué es edge computing y es probable que reciba 10 respuestas diferentes.

El motivo es que edge computing no es, como muchos podrían decir, una tecnología. En cambio, es un concepto o una filosofía concerniente a la administración y al uso de datos.

...edge computing no es, como muchos podrían decir, una tecnología. En cambio, es un concepto o una filosofía concerniente a la administración y al uso de datos.

 

Cloudflare lo define como: "Edge computing es una filosofía de red orientada a acercar la capacidad de cómputo lo más posible a la fuente de datos para reducir la latencia y el uso del ancho de banda".

Procesar los datos más cerca del lugar donde se recopilan tiene mucho sentido desde el punto de vista del costo, la velocidad y la seguridad. Lamentablemente, el edge computing corre un riesgo real de convertirse en la nueva "cadena de bloques" de la tecnología empresarial: algo sobrevalorado y subutilizado. Los profesionales de marketing y los analistas han impedido que muchas organizaciones piensen claramente acerca del edge computing al hacerles creer que toda empresa necesita una estrategia de edge computing. Pero no la necesitan.

Así que es momento de empezar de nuevo. Porque si se aborda de manera correcta, la filosofía de edge computing, y los resultados que promueve, pueden impulsar una transformación poderosa en la manera en que las empresas trabajan con los datos.

¿Por qué los líderes de la TI deberían ignorar el despliegue publicitario del edge computing?

Las empresas ya generan grandes cantidades de datos, con un crecimiento exponencial cada año a medida que más dispositivos están en línea, lo que incluye muchos productos que antes no tenían lugar en el ámbito de la Internet: los cepillos de dientes, los timbres, las máquinas de café, los altavoces inteligentes, los relojes, y, tristemente, los exprimidores. Como informa el Foro Económico Mundial: "El mundo produce 2.5 trillones de bytes por día, y el 90 % de todos los datos se produjo solo en los últimos dos años."

Esto coincidió con el crecimiento de la adopción de la nube a hiperescala. El edge computing esclarece los desafíos de la era de la nube de hoy en día en lo que respecta a mover y administrar los datos para garantizar que generen el mayor valor por un menor costo, y que, en el momento oportuno, se puedan procesar y usar.

Las ventajas del edge computing se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Menor latencia, debido a que es más rápido y más confiable enviar datos a un punto de presencia local que enviarlos al centro de datos del proveedor de nube a hiperescala.
  • Reducción del uso del ancho de banda y de los costos asociados.
  • Menor necesidad de recursos de servidores grandes y costos asociados.
  • Los datos que antes no se podían enviar a un centro de datos centralizado ahora pueden analizarse para impulsar nuevas funcionalidades o perspectivas.

Definir las bases del edge computing

Para que la filosofía funcione y maximice estas ventajas, primero necesitamos definir los elementos fundacionales del edge computing.

Los casos de uso ilustrativos del edge computing incluyen sensores en una fábrica o entorno médico, un oleoducto remoto o cámaras de vigilancia diseñadas para reconocer las amenazas de seguridad. El alto volumen de datos que generan estos dispositivos impulsa decisiones o acciones urgentes. Por lo que no sería ideal ni rentable enviar todo a la nube para su procesamiento y almacenamiento.

En casos como estos buscamos crear la menor cantidad de saltos entre el dispositivo que genera los datos y la primera, pero no la única ni la última, "cosa" que hará algo con esos datos.

Por este motivo, los componentes clave de una red de edge computing son los siguientes:

  • Nube pública: Centros de datos ejecutados por proveedores de nube a hiperescala. Estos ofrecen una muy alta disponibilidad y durabilidad pero también mayor latencia.
  • El borde de cómputo: Un pequeño centro de datos que contiene racks de servidores, ubicados en el mismo sitio que los dispositivos que generan los datos. Estos ofrecen una menor latencia, pero usted mismo tiene que desarrollarlos, mantenerlos y asegurarlos.
  • El borde de dispositivos: Una colección de pequeños servidores, potencialmente reforzados y situados muy cerca de los sensores que generan los datos. En ocasiones denominada como centro de datos nano, la huella de cómputo pequeña se traduce en bajos requisitos de mantenimiento, pero es posible que la nube deba realizar parte del análisis.
  • El sensor: El dispositivo que genera los datos y el motivo por el que estamos aquí. Si no hay capacidad de cómputo integrado, entonces el análisis se debe ejecutar en una de las otras tres ubicaciones en la red de edge computing. En los casos en los que el cómputo integrado está presente (como en los vehículos autónomos) es posible que sea importante, ya que el dispositivo por lo general procesa muchos datos en tiempo real y se comunica con los servicios centralizados para compartir información acerca de la ubicación, las fallas o las colisiones. (La llegada de las redes de datos rápidas, incluido el 5G, forma una parte importante de esta capacidad).

Al mirar esta lista, queda claro que muchos modelos de empresas suelen abarcar al menos dos de estas cosas, la nube más otra cosa, sin importar si usted reconoce formalmente que tienen un componente del borde o no. Por lo tanto, si uno se concentra demasiado en el "borde" o publicita al edge computing como algo transformador de manera inherente y automática, estaría desviando su atención.

En cambio, el resultado comercial previsto, y la aplicación práctica de la tecnología para conseguirlo, siempre debería ser su motor estratégico. No use el edge computing por el mero hecho de usarlo.

En cambio, el resultado comercial previsto, y la aplicación práctica de la tecnología para conseguirlo, siempre debería ser su motor estratégico. No use el edge computing por el mero hecho de usarlo.

La manera correcta de discernir qué significa edge computing para su organización

Para entender hasta qué punto necesita integrar la filosofía del edge computing en su estrategia tecnológica, primero necesita identificar sus tipos de datos. ¿Cuán críticos son sus datos? ¿Son urgentes? ¿Cuánto espacio ocupan?

Además, debe comprender el nivel de cómputo que se necesita. Procesar datos en la nube puede rápidamente resultar costoso. Al igual que volver a extraerlos o hacer consultas repetidas si las iniciales son incorrectas o necesitan un seguimiento. Entonces, ¿realmente necesita enviarlos a la nube? Además, incluso si puede costearlo, ¿es aceptable para su caso de uso la latencia que eso implica?

El edge computing tampoco es solo un desafío informático. Por ejemplo, muchas veces tiene que ver con almacenar datos a corto o mediano plazo para reutilizarlos. Por ello, el nivel y la ubicación del almacenamiento que necesita requieren particular atención.

Otra pregunta clave, y una que exige cierto pensamiento creativo, es si procesar sus datos más cerca del punto en donde se generan ofrecería o no una nueva funcionalidad para su empresa o sus clientes.

Y luego, como siempre, está la necesidad de tener seguridad. Si bien una solución de edge computing es tan segura como cualquier otro sistema, si está bien diseñada, se debe prestar especial atención al aumento de los vectores de ataque aprovechables que se asocia con una proliferación de los dispositivos de borde. La mayoría de los problemas de seguridad específicos del edge computing se relacionan con un código que se implementa y mantiene de manera deficiente en esos dispositivos. Hubo casos en los que estos han sido secuestrados en botnets para orquestar un ataque DDoS, por ejemplo. Usted debe adoptar una mentalidad que priorice la seguridad, pero eso no es diferente cuando trabaja con otra tecnología.

Sin embargo, quiero transmitir un poco de cautela. Los servicios que se ejecutan en ubicaciones no centralizadas sin un buen motivo no son un desafío ni una estrategia de edge computing. Solo son cosas en el lugar equivocado. ¿Qué quiero decir? Imagine un sitio importante de Intranet que comenzó siendo pequeño, pero que ahora contiene documentación esencial. Eso realmente debería trasladarse al espacio redundante y centralizado del proveedor de nube y salir de la sala local de comunicaciones. Lo mismo ocurre con los servidores de correo y con la mayoría de las clases de almacenamiento de objetos.

Edge computing y el arte de cuestionar

Comencé señalando que el edge computing es una filosofía más que cualquier otra cosa, y las filosofías a menudo surgen de preguntas. En el caso del edge computing, toda empresa debería comenzar a preguntarse: "¿Están mis datos en el lugar correcto?" en vez de "¿Cuál es mi estrategia de edge computing?".

Dado el crecimiento de los volúmenes de datos, más empresas comienzan a pensar en dónde colocar los datos para optimizar los costos y el rendimiento. Y la importancia de una estrategia de datos sólida sigue creciendo a medida que continúa la revolución de la IoT y hay más dispositivos en línea, lo que provoca un auge en los requisitos de almacenamiento y procesamiento de datos.

Si usted es una de esas empresas, para obtener las respuestas correctas acerca de sus requisitos de procesamiento de datos y dónde debería ocurrir eso, primero debe hacer las preguntas correctas.

La respuesta que obtendrá no siempre será edge computing. Y está bien, no importa lo que le digan los demás.

Únase a la conversación: encuentre Solve en Twitter and LinkedIn, o síganos en RSS.

Acerca del autor

Consulting ArchitectEd Randall

With nearly 20 years of managed-services experience, Ed Randall has thrived across a variety of IT sectors, from financial services and retail ecommerce to defense and education. With a background in Linux, Ed specializes in operating systems,...

Más


Serie Solve Strategy

Inscríbase en uno de estos eventos mundiales, o en todos, en los que participarán personas influyentes, expertos, técnicos y líderes de la industria

Inscribirse