Joel Friedman, CTO de Rackspace comparte sus predicciones de tecnología para 2020

By daniela -

Joel Friedman, CTO de Rackspace comparte sus predicciones de tecnología para 2020

Conforme se acercaba el 2020, las nubes híbridas, el ambiente multi-nube y el software-as-a-service (SaaS) fueron ganando tracción. La seguridad continuará siendo un obstáculo importante y edge computing seguirá ganando terreno; hago dichas predicciones de una manera modesta en comparación con la expectativa general.

PREDICCIÓN 1: CRECIMIENTO DE NUBE HÍBRIDA Y MULTI-CLOUD

Las empresas inteligentes están resguardando sus aplicaciones y datos donde mejor se adaptan sus requerimientos - ya sea mediante nube pública, privada, o en una combinación personalizada - la cual evolucionará a medida que las necesidades y los recursos del negocio lo dicten. Sin embargo, la complejidad de administrar múltiples nubes considerando el costo, seguridad, governance, identidad y DevOps continuarán creciendo en 2020.

Dicha complejidad está relacionada con la dependencia forzosa de una multitud de plataformas, la tasa de cambio tecnológico, las interrupciones en los modelos tradicionales de prestación de servicios y la escasez real de conjuntos de habilidades necesarias para unirlo todo. Debido a estos factores, es probable que prevalezcan los ambientes multi-nube, mientras que la búsqueda de ayuda externa calificada se intensificará.

Encontrar ayuda externa puede resultar difícil, ya que no solo los proveedores de servicios administrados necesitarán mantener una instancia de nube múltiple o híbrida, sino que los proveedores internos y externos deberán trabajar en conjunto para gestionar la multitud de problemas relacionados con el gobierno de costos, la seguridad y el etiquetado, entre otros. Afortunadamente, 451 Research ha encontrado que estos dolores de crecimiento se pueden aliviar con una comunicación clara y flexibilidad por parte de cada socio.

PREDICCIÓN 2: SAAS = PROBLEMA RESUELTO

Además de la infraestructura, una de las estrategias de nube que más escucho por parte de los clientes, es que “cloud first” empieza con SAAS. No se busca reinventar la rueda desarrollando aplicaciones para problemas “resueltos”. Las ofertas maduras de SaaS son la culminación de muchas iteraciones de características obligatorias para el cliente, como lo es el análisis de la experiencia del usuario e, igualmente importante, las mejores prácticas de la industria en torno a los flujos de trabajo de procesos.

En muchas ocasiones, he visto organizaciones que eligen adaptar su proceso interno para que coincida con la implementación de su proveedor de SaaS, en lugar de optar por personalizar la plataforma y adaptarla a los flujos de trabajo heredados. Así mismo, SaaS tiene un efecto compuesto con datos, una vez que los datos están en el sistema, otros jugadores del ecosistema pueden ofrecer integración turn-key y servicios add-on, mejorando aún más la propuesta de valor de SaaS. Si bien esto no es necesariamente una nueva tendencia, creo que será la norma durante 2020 y espero ver cada vez más aplicaciones de nicho y enfocadas verticalmente desarrollando un modelo SaaS.

PREDICCIÓN 3: LA SEGURIDAD CONTINÚA SIENDO UN OBSTÁCULO

Cuando se trata de seguridad, muchas organizaciones siguen abrumadas por sistemas heredados plagados de problemas técnicos y vulnerabilidades de seguridad. Dichas empresas, entienden la necesidad de explotar frameworks de seguridad compatibles con la nube, modelos y herramientas compatibles para operar de forma segura en entornos nativos, sin embargo, esto puede ser lento y difícil.

La mayoría de las industrias siguen sin poder alcanzar la madurez necesaria para implementar las mejores prácticas, creando un terreno fértil para vulnerabilidades. Aún son demasiadas empresas las que siguen aplicando controles y metodologías de seguridad tradicionales a entornos y despliegues nativos de nube. Generalmente esto no funciona bien, ya que es probable que la implementación de seguridad no sea la adecuada, sino que también crea un obstáculo para alcanzar los beneficios deseados de agilidad. Este tipo de sucesos tienden a conducir a la fragmentación de las áreas de negocio, pues las mismas terminan implementando, por sí solas, su propia seguridad sin alinearse a la estrategia central. Los riesgos de este tipo de situación deberían ser obvios.

En 2020, creo que la nube continuará presentando algunos dolores de crecimiento, incluso para aquellas organizaciones digital-native y foward-thinking; estas organizaciones entienden cómo la nube puede ayudar a su negocio a moverse rápidamente, sin embargo, aún no cuentan con la madurez para implementar en tiempo real en los complejos ambientes - y en constante cambio - multi-nube. Los equipos de seguridad siguen trabajando en el viejo mundo de las aplicaciones y plataformas heredadas inseguras (aquellas que no pueden o no deben modernizarse), desafortunadamente creo que dichas brechas seguirán en 2020, junto con todos los créditos gratuitos de monitoreo.

Incluso cuando los equipos de seguridad acuerdan que es posible estar más seguros en la nube, muchos no tienen marcos de seguridad, modelos operativos y herramientas compatibles con la nube para ayudar a la empresa a operar en entornos nativos de forma segura.

PREDICCIÓN 4: EL PLAN DE CONTROL DE LA NUBE SE CONVERTIRÁ EN LA NORMA

Ha existido una tendencia durante los últimos años en la que el plano de gestión se ha invertido desde el centro de datos a la nube. Para aquellos usuarios que adoptaron primero la nube, el centro de datos era el punto de control central. Las organizaciones irrumpieron en la nube sin acceso a Internet. A medida que la nube creció en popularidad, cada vez más proyectos se volvieron nativos de la nube.
Mientras que Kubernetes continúa dominando, Serverless es una historia completamente diferente, en la que, hasta el momento, no hay vencedores. AWS, Azure y Google Cloud Platform tienen cada uno sus propios “sabores” de Function-as-a-Service (FaaS), los cuales están integrados en sus respectivos ecosistemas de nube. ¿Ganará OpenFaaS con kNative algo de terreno basado en estándares abiertos, evitando el quedar atado a alguna plataforma y perder portabilidad?... Ya veremos.

De cualquier manera, predigo que durante 2020 veremos mucha innovación y exploración llevando la tecnología a su límite, sospecho que este es el año de tomar impulso, pues las compuertas no se abrirán hasta 2021.