Article (tiempo de lectura: 5 minuto)

Tendencias de las nubes que definen el 2020

Presentamos tres tendencias que Sandeep Bhargava prevé que despegarán en 2020.

Sandeep Bhargava / Rackspace

A medida que nos adentramos en el año 2020, la mayoría de las organizaciones de la región de Asia-Pacífico (APAC) debería reconocer que su viaje de la transformación digital es fundamental para mantener una ventaja competitiva en los negocios. Sin embargo, la transformación digital es un concepto que evoluciona rápidamente. Y tiene repercusiones en todas las partes de un negocio, requiriendo que las organizaciones se alejen de los flujos de trabajo ineficaces, mientras que adoptan una mentalidad moderna y nuevos modelos de negocio. También exige la capacidad de gestionar los entornos de TI cada vez más complejos mientras se enfrentan a presupuestos ajustados de TI, escasez de talento y demandas de mercado en rápida evolución.

Hay tres tendencias que previsiblemente despegarán en 2020 y que podrían dar forma a la estrategia de nivel ejecutivo en torno a la superación de los desafíos y la obtención de oportunidades.

Las nubes híbridas y múltiples se convertirán en el estándar

La nube múltiple se convertirá en la base de TI preferida por más organizaciones que buscan ser más ágiles para mantenerse al día con la disrupción digital. De hecho, se espera que más de 65% de las empresas de Asia-Pacífico (excluyendo a Japón) utilicen servicios y plataformas de nube múltiple para el año 2021.

Para que la nube múltiple aporte valor, es necesario integrarla, dar soporte a DevOps y escalar los servicios para satisfacer las demandas de carga de trabajo variable. Reconociendo esto, algunos gigantes de la nube han introducido soluciones, como AWS Outposts, Azure Stack, Azure Arc y Google Anthos, que pueden asegurar un desarrollo coherente y una experiencia operativa a través de las nubes en las instalaciones, privadas y públicas. A medida que se intensifica la competencia entre los hiperescaladores de nubes para convertirse en el proveedor preferido, estimamos que el próximo año se pondrán en marcha más herramientas híbridas y de nube múltiple. Esas soluciones aprovecharán los servicios de gestión de contenedores (como los que se encuentran en Kubernetes) para proporcionar la escalabilidad y la portabilidad necesarias para apoyar eficazmente a la empresa digital.

Con una amplia gama de opciones disponibles, las organizaciones necesitarán seleccionar cuidadosamente la plataforma y las herramientas de nube adecuadas para las diferentes cargas de trabajo, en lugar de adoptar un enfoque único para la implementación de la nube. Solo así podrán acelerar el valor de la nube múltiple e híbrida con vistas a obtener los resultados empresariales deseados y un rendimiento optimizado de la inversión.  También en este caso hay una advertencia: aunque agregar nubes acentúa las capacidades de la nube de una empresa, también aumenta la complejidad.  Las empresas necesitarán equilibrar los dos lados de la capacidad y la complejidad.

El Iot y edge computing pasarán rápidamente de la publicidad a la realidad gracias a 5G y a la nube

Prevemos un aumento en el número de implementaciones del IoT y edge computing en algunas áreas de APAC en 2020, impulsado por la disponibilidad comercial de 5G y la adopción de la nube. Hasta la fecha, Corea del Sur y China han desplegado redes 5G, mientras que Australia, Japón y Singapur planean hacerlo el próximo año. GSMA anticipa que 5G contribuirá con casi 900 mil millones de dólares a la economía de la región en los próximos 15 años. Será beneficioso especialmente para los sectores de fabricación, venta al menudeo, transporte y gobierno, a medida que adopten el IoT para estar más conectados. La red de 5G de baja latencia y gran ancho de banda permitirá que los sensores lejanos compartan instantáneamente actualizaciones sobre los dispositivos conectados, permitiendo así el procesamiento en tiempo real y la comprensión de los datos. Esto, a su vez, impulsará la demanda del edge computing, ya que los datos pueden ser procesados inmediatamente cerca del lugar donde se generan, en lugar de en un almacén centralizado de procesamiento de datos. La informática de vanguardia también puede ayudar a reducir los costos operacionales. Reduce las necesidades de ancho de banda, ya que los datos se procesan en su mayoría localmente, y solo los datos pertinentes se transmiten al repositorio central de datos.  Esto creará el auge perfecto de edge computing para limitar los costos de ancho de banda, pero enviando los resultados a través de 5G a una ubicación central para proporcionar el procesamiento y las percepciones de todas las ubicaciones de los sensores.

Los beneficios de implementar tecnologías de IoT, edge, 5G y de la nube se ejemplifican en el caso de las ciudades inteligentes. Con el edge computing, un semáforo conectado puede analizar los datos recogidos por los sensores para determinar el flujo de tráfico en tiempo real. Luego, puede transmitir rápidamente esa información a otros semáforos y automóviles autónomos en las cercanías a través de 5G y de la nube para coordinar el flujo de tráfico, por ejemplo, cambiando la duración de la luz verde o sugiriendo una ruta diferente al automóvil para reducir los embotellamientos. A medida que más ciudades asiáticas intensifican sus esfuerzos de ciudades inteligentes y las organizaciones están más conectadas, nos entusiasma ver muchos otros casos de uso para el edge computing (con el apoyo de 5G y la nube) en el futuro.

Los riesgos de la nube pueden estar más cerca de casa de lo que se piensa

Las malas configuraciones y el reto de gestionar las identidades y el acceso en un entorno de nube múltiple seguirán siendo una amenaza para las empresas para el próximo año.

A pesar de sus beneficios, la nube múltiple también abre más puertas a los riesgos de seguridad. Además de proporcionar una superficie de ataque potencial más amplia para los hackers, la nube múltiple también puede hacer que las organizaciones sean más vulnerables a las amenazas internas. Por ejemplo, la mayor complejidad del entorno de TI debido a la adopción de la nube múltiple puede conducir a una gestión deficiente de la configuración. El hecho de que haya más usuarios de negocios en la nube también plantea un desafío, ya que no todos comprenden plenamente los riesgos de seguridad en la nube ni saben cómo mitigarlos. Un informe reciente de Symantec descubrió que algunos usuarios pueden presentar comportamientos arriesgados en la nube, como compartir excesivamente los archivos de la nube o no almacenar correctamente los datos confidenciales en la nube, todo lo cual puede conducir a la pérdida de datos.

Para minimizar los riesgos de la nube, las organizaciones necesitarán contar con una estrategia de seguridad y gestión de varios niveles que pueda proporcionar coherencia, detección, respuesta y reparación tanto para la gestión diaria como para cuando su entorno de TI esté en peligro. Los jefes de seguridad de la información (CISO) también tendrán que trabajar en más departamentos en 2020 para garantizar que no se pase por alto la seguridad cuando se introduzcan soluciones innovadoras y nuevos procesos empresariales.

Join the Conversation: Find Solve on Twitter and LinkedIn, or follow along via RSS.

Acerca del autor

Director gerente para la región Asia-Pacífico/Japón (APJ)

Sandeep Bhargava

Sandeep Bhargava es el director gerente para la región Asia-Pacífico/Japón (APJ). Sandeep, quien radica en Singapur, es responsable del crecimiento empresarial de Rackspace en toda la región y de establecer equipos locales sólidos que continúen...

Más