Article (tiempo de lectura: 5 minuto)

Por qué las aplicaciones heredadas lo están frenando

Tres pasos para ahorrar costos mediante la modernización de las aplicaciones.

Vineet Sawant / Rackspace

Las aplicaciones son el alma tecnológica de todas las empresas. Desde la productividad y la administración de recursos hasta la seguridad y el comercio, quizás ningún otro elemento de su empresa esté tan relacionado con su éxito o fracaso como la modernización de las aplicaciones. ¿Sus aplicaciones lo están ayudando o lo están frenando?

La integración comercial de la inteligencia artificial, cadena de bloques, internet de las cosas, robótica y fabricación 3D está cambiando rápidamente la forma en que trabajan las empresas y las aplicaciones en las que se apoyan. Sin embargo, algunas asumen que transformarse conforme a los tiempos es demasiado costoso. Pero, como lo ha demostrado la historia, a menudo, resulta más costoso continuar con el escenario actual.

Algunos estudios han comprobado que se usa hasta 80% del presupuesto de TI de la empresa para mantener en operación la infraestructura obsoleta. En un ambiente en el que cada vez más se recomienda a los líderes de TI a reducir el gasto, tener aplicaciones heredadas que consuman su presupuesto puede dificultar que un equipo de TI pueda innovar y adaptarse a las nuevas tecnologías que pueden hacer que una empresa destaque. A la larga, sin modernización, es probable que tenga más gastos indirectos de tecnología que no le permitirán tener avances en sus iniciativas más importantes.

Shawn McCarthy, director investigación de IDC comenta:El hecho de cambiar un sistema antiguo no solo se trata del costo del hardware y del software. Es verdad que resulta caro, pero en comparación con lo que el sistema heredado estará costando en dos, tres o cuatro años, veremos que la mayoría (de los programas de modernización de aplicaciones) valen la pena, porque se amortizan en un periodo de dos a tres años”.

Cuando una organización obtiene información sobre los costos de los sistemas heredados a largo plazo si mantienen el escenario actual, rápidamente ven la importancia de asignar el presupuesto a los proyectos de modernización de las aplicaciones. 

Entonces, ¿por dónde comenzar y cuándo tiene más sentido modernizar aplicaciones heredadas?

Paso 1: Evalúe su madurez

El primer paso en la modernización de las aplicaciones es evaluar la madurez. ¿TI implementó anteriormente un programa de modernización de aplicaciones? De ser así, ¿se le ha dado mantenimiento correctamente a lo largo del tiempo? Si su organización nunca se ha sometido a una migración del sistema heredado y se encuentra en una etapa temprana de madurez, es probable que deba centrarse en las oportunidades al alcance de la mano.

Generalmente, esta oportunidad se refiere a tres tipos diferentes de aplicaciones:

1. Aplicaciones replicadas (por ejemplo, varias instancias de la misma aplicación)
2. Aplicaciones superpuestas (diferentes aplicaciones que manejan las mismas áreas de negocio)
3. Aplicaciones no esenciales

En relación con las aplicaciones duplicadas y superpuestas, el proceso de modernización es muy sencillo. Es necesario que los equipos de TI se reúnan con las unidades de negocio y propongan una solución, que, por lo general, es la consolidación de instancias o la eliminación de aplicaciones duplicadas. TI debe mantenerse firme en este punto. La mayoría de las unidades de negocio se resistirán al cambio al afirmar que no pueden trabajar sin la aplicación heredada o que las otras opciones de aplicación no son suficientes. TI debe actuar como asesor y como tomador de decisiones durante el proceso de modernización, porque, en última instancia, es el presupuesto de TI el que proporcionará estas aplicaciones. Los equipos deberán trabajar con las aplicaciones proporcionadas.

Puede ser más difícil identificar cuáles son las aplicaciones no esenciales. Algunas unidades de negocio pueden creer que las aplicaciones que usan son esenciales, pero no tienen la supervisión necesaria para tomar decisiones confiables sobre las soluciones de TI de toda la empresa. La mejor manera de identificar si una aplicación es esencial es hacer una serie de preguntas:

  • ¿Qué sucede si esta aplicación no funciona?
  • ¿A qué áreas comerciales esenciales brinda soporte?
  • ¿Qué sucedería si esta aplicación no está disponible durante una hora, un día o una semana?

Las respuestas a estas preguntas pueden ayudar a los equipos de TI a identificar cuáles son las aplicaciones esenciales, priorizarlas y crear cronogramas de modernización que atiendan las necesidades de cada equipo.

Paso 2: Crear un plan

Después de identificar qué aplicaciones estarán incluidas en el proceso de modernización, a continuación es necesario crear un plan. Los planes específicos serán distintos de una organización a otra, pero hay algunas pautas generales que puede seguir.

Se deben establecer los plazos al inicio del proceso de planificación. ¿Cuánto tiempo tomará tener listas las nuevas aplicaciones y migrar a las personas, procesos y datos? ¿Quiénes son los equipos y las personas a quienes afecta este proceso?

Algunas de las preguntas más importantes sobre migración de aplicaciones probablemente estarán centradas en los datos, especialmente al definir si los datos deben migrarse, eliminarse o archivarse. Entre las preguntas que los equipos de TI deberán responder se encuentran:

  • ¿Cuáles son los requisitos normativos aplicables a estos datos?
  • ¿Es necesario almacenarlos durante un cierto plazo?
  • ¿Cuáles son las políticas de la empresa en relación con estos datos?
  • ¿Para qué se utilizan los datos?
  • ¿Quién necesita acceso a estos?

Incluso si identifica que los datos pueden archivarse, hay otros puntos que debe tener en cuenta; por ejemplo, si los datos serán necesarios para realizar comparativas de mercado o informes o bien, con qué frecuencia se puede necesitar tener acceso a estos.

La seguridad de los datos siempre debe ser lo primero a tener en cuenta. Supongamos que alguien va a hackear sus datos, así que pregúntese: ¿De qué manera los hackers obtendrían acceso a nuestros datos? Si lo lograran, ¿qué obtendrían? Los equipos de seguridad y cumplimiento de normas también deberían participar en esta etapa del proceso de modernización de aplicaciones.

Paso 3: Planifique la modernización continua

La modernización de las aplicaciones debe ser un trabajo continuo; considérela como un proceso de evolución digital. El departamento de TI deberá verificar periódicamente las aplicaciones y analizar lo siguiente:

  • ¿Se está utilizando la versión correcta?
  • ¿La empresa cuenta con el nivel adecuado de soporte?
  • ¿Las aplicaciones brindan apoyo a los equipos de las maneras en que más las necesitan?
  • ¿Hay deficiencias o lagunas?
  • ¿Vemos alguna oportunidad para la automatización o la agilización?

En este punto de la modernización de sus aplicaciones, ya ha terminado el trabajo pesado y es posible que su presupuesto de TI se vea un poco más ligero. Esto debería permitir a los equipos invertir más tiempo en la innovación y aprovechar las nuevas tecnologías. TI realmente puede posicionarse como socio e impulsor de la innovación empresarial. Es aquí donde nace el nuevo director de información.

 

Join the Conversation: Find Solve on Twitter and LinkedIn.

Acerca del autor

VP of Application ServicesVineet Sawant

Vineet is a seasoned business leader with a career spanning IT strategy, product management, sales & solutioning, and delivery of consulting & outsourced IT services. Vineet has led Applications & Professional Services delivery...

Más