Making of a modern private cloud

La creación de una nube privada moderna

La nube privada no es solo su pasado. Probablemente, sea su presente y, sin duda, su futuro.

Cuando se presentó la nube privada por primera vez, fue transformadora y abrió el camino a la innovación en todas las industrias. Pero a medida que aparecieron las nubes públicas a hiperescala, el futuro de la nube privada se volvió incierto. ¿Podría desaparecer la nube privada si la nube pública reivindica su dominio en el mundo de la nube?

Detrás de escena, la nube privada siguió evolucionando de forma constante con el tiempo, y adoptó características que solían considerarse únicamente en el ámbito de la nube pública.

Por consiguiente, la nube privada continúa viva y vigente en la TI moderna. Les permite a las empresas aprovechar las innovaciones de la nube, que incluyen la AI, el machine learning, los contenedores y la informática sin servidor, dentro de la previsibilidad y familiaridad de su propia nube privada.

En el último episodio del podcast Cloud Talk, el director gurú de tecnología de Rackspace Technology Jeff DeVerter analiza en profundidad estos aspectos mientras dialoga con tres líderes de TI. Cada uno de ellos tiene una perspectiva única sobre la historia de la nube privada, su evolución y hacia dónde se dirige.

Chad Dunn, VP de Administración de Productos para HCI de Dell Technologies, analiza cómo la nube privada ya no debería considerarse como un centro de costos, sino como un diferenciador competitivo y fundamental para el éxito comercial.

"Puede ver en la nube privada muchos de los comportamientos que habría visto en la nube pública. Los clientes quieren el mismo tipo de experiencia, ya sea que se trate de un portal de autoservicio para implementar aplicaciones o de modelos de consumo. Quieren esa misma experiencia que aporta la nube pública, y eso es algo que la nube privada puede ofrecerles".

Geoff Thompson, vicepresidente de Ventas a Proveedores de VMware Cloud, elogia los beneficios de la nube privada, debido a que ofrece un mejor soporte a la IoT y al 5G, y explica por qué la nube privada llegó para quedarse.

"La nube privada tiene tanta prevalencia ahora como tuvo siempre. Los clientes quieren adquirir algo y decir: "Eso es mío. Me pertenece", dice Thompson. "Entonces, para que las nubes privadas sigan estando vigentes, la clave es modernizar la red y garantizar que la conectividad regrese al origen y, luego, a las otras nubes. A medida que las capacidades de la nube privada evolucionan y que la conectividad entre la nube privada y la pública se vuelve más rápida y constante, el límite [entre las nubes públicas y privadas] simplemente desaparece".

Eric Miller, vicepresidente de Soluciones de Nube Privada de Rackspace Technology, sostiene que, si bien la gente puede considerar que la nube deja de lado la antigua costumbre de hacer las cosas, eso no es cierto. "Creo que hay un estigma de que uno debe acudir a la nube pública para innovar y poder usar estas herramientas, como infraestructuras", dice Miller. "Pero la realidad es que eso no es verdad. Las plataformas de nube privada tienen la capacidad de administrar infraestructuras como código, y existen paquetes de automatización que ofrecen los mismos tipos de capacidades extraordinarias en su nube privada también".

Listen & Follow

 

Join the Conversation: Find Solve on Twitter and LinkedIn, or follow along via RSS.

Stay on top of what's next in technology

Learn about tech trends, innovations and how technologists are working today.

Subscribe

cloud native myths

¿Ha muerto la nube privada? Larga vida a la nube privada