Por qué la conectividad de red es clave para ejecutar con éxito su multi-cloud moderna

Michael Levy

keys in door lock

 

En la actualidad, la mayoría de las empresas usan nubes múltiples, en sus diferentes variedades: SaaS, IaaS y PaaS, nube pública y nube privada, así como infraestructura heredada en las instalaciones. Pero pocas de ellas llegaron a esa situación de manera intencional. No se propusieron tener dicha combinación, pero las necesidades comerciales las impulsaron a hacerlo.

A pesar de los esfuerzos de los hiperescaladores para ayudar a estas empresas a dejar de lado esas confusiones y a enfocarse en sus plataformas, la mayoría de las empresas no quieren destinar todos sus recursos a una sola área. O han determinado que ciertas aplicaciones deben tomar una dirección con respecto a la nube, mientras que otras van por otra.

Por lo tanto, la multi-cloud híbrida probablemente sea el futuro continuo para las empresas de hoy en día, así como la necesidad de optimizar todo. Y ahí es donde entra en juego la conectividad de red.

 

El estado actual de las redes privadas empresariales

La red privada empresarial ha sido durante mucho tiempo la red troncal de muchas empresas grandes. Por más de 40 años, ha sido el factor de unión de las operaciones globales y distribuidas de una organización y evoluciona a medida que llegan nuevas tecnologías al mercado.

En los años 2000, cuando la atención pasó a la virtualización y la nube, las redes privadas parecieron perder su importancia. Pero, en el fondo, esas redes nunca desaparecieron. Muchas empresas todavía dependen de costosos “circuitos" de conmutación de etiquetas multiprotocolo (MPLS) de proveedores de servicios locales e internacionales para combinar sus operaciones principales. Por ejemplo, pueden usar VPN a través de Internet estándar para conectar oficinas remotas más pequeñas.

Pero tales arreglos pueden inhibir la agilidad empresarial. Implican lidiar con múltiples proveedores y operadores de telecomunicaciones, algunos para hacer el aprovisionamiento de la última milla en una oficina remota y otros para vincular la oficina central con las oficinas regionales en otras partes del mundo. También implican manejar una variedad de contratos diferentes, cada uno con sus propios costos variables y SLA, así como una variedad de tecnologías distintas, cada una con su propio conjunto de herramientas, para brindar el rendimiento integral deseado.

 

Una forma mejor

Con los servicios interconectados de nube de proveedores como Equinix o Megaport y los servicios de última milla de Unitas Global, puede simplificar las complejidades de su conexión de red.

Siguiendo el modelo de los intercambios de Internet, estos tipos de proveedores de servicio tienen instalaciones interconectadas en todo el mundo. Y revenden capacidad arbitraria a través de su red troncal en la forma de circuitos privados virtuales.

Luego, a través de RackConnect Global, puede obtener una red privada de autoservicio que conecta sus ubicaciones y, lo que es más importante, los proveedores de nube de hiperescala. Esto le da conectividad multi-cloud que unifica todo su entorno híbrido. 

Como consecuencia, puede hacer lo siguiente:

  • Reducir la cantidad de proveedores de red de área amplia con los que tiene que negociar.
  • Reducir sus requisitos de recursos para administrar todas las conexiones diferentes.
  • Obtener la flexibilidad de la configuración de apuntar y hacer clic.
  • Reducir los costos de conectarse en los hiperescaladores, con costos arbitrados combinados en toda la red.
  • Eliminar su dependencia en Internet en lo que respecta a la conectividad, mejorando así la seguridad y disponibilidad.

Obtenga más información sobre cómo RackConnect Global hace posible conectar de forma segura sus ubicaciones y nubes. 

 

Unifique sus ambientes multi-cloud